Skip to content
Menu

La historia del Ratón Pérez para niños

La famosa historia del Ratón Pérez conquista a los más pequeños.

La caída de los dientes es una etapa por la que pasan todos los niños. Algunos lo pasan peor que otros, pero al final todos los niños están contentos porque a cambio de sus dientes reciben un regalo debajo de la almohada, que les trae especialmente el Ratoncito Pérez. 

Historia del ratoncito Pérez 

¿Has oído la historia del ratón Pérez en tu niñez o se la cuentas a tus hijos?

En este relato se habla del ratoncito más querido, el que se encarga de llevar regalos a los niños cuando se les cae algún diente, pero eso sí, solo si estos dientecitos de leche están bien cuidados.

La historia del ratón Pérez es archiconocida y ha dado la vuelta al mundo generaciones tras generaciones.

Desde MBC te contamos cómo surge esta historia y por qué le tenemos especial cariño desde la escuela. 

¿Cómo surge esta historia?

El ratoncito Pérez historia nace de un cuento escrito por el jesuita Luis Colona para el Rey Alfonso XIII, a pedido de la reina, cuando este sólo tenía 8 años. 

En este relato el personaje vivía en un agujero de un edificio en la ciudad de Madrid y durante las noches recorría las calles dedicándose a dar monedas a los niños pobres que perdían uno de sus dientes. Los pequeños encontraban este regalo debajo de sus almohadas.

Edición especial 

Cuando el Rey Alfonso XIII comienza a ejercer su mandato, publica el primer cuento de esta notable historia, y ya en 1911, cuando tiene a su primer hijo, manda a hacer una edición especial.

¿Cómo ayuda la historia del Ratón Pérez a los niños?

A los niños pequeños les genera mucha ansiedad perder alguno de sus primeros dientes ya que no entienden que son de leche y que pronto tendrán unos nuevos. 

Es así que para calmar sus mentes, sus padres suelen entretenerlos con la historia del ratón Pérez. De esta forma comienzan a tener la ilusión de que este increíble ratoncito los visitará pronto.

la historia del ratoncito Pérez

Un detalle importante en la historia del ratón Pérez es que el pequeño roedor sólo deja monedas y regalos a quienes tienen dientes bien cuidados, lo que fomenta en los niños la preocupación por tener una buena salud bucal. 

En la dedicatoria de la historia del ratoncito Pérez podemos leer: “Para todos los niños que se lavan bien los dientes, los que no abusan de los chuches, y los que acuden al dentista regularmente para que les cuide los dientes”. 

Un resumen de la historia del ratón Pérez para contar a los niños

Hace mucho tiempo vivía un rey llamado Buby I, era una muy buena persona, cuando tenía alrededor de 6 años, mientras comía, se le empezó a mover un diente, nadie sabía lo que pasaba y como se trataba del rey todos los médicos acudieron en su auxilio.

Su madre, incrédula aún, le dijo que no podía levantarse de la mesa hasta que no acabará su comida, pero el rey Buby empezó a quejarse del dolor. Al notar esto, la reina se acercó a él y pidió que trajeran a un doctor.

El rey era muy valiente, así que pidió que le sacarán el diente. Nadie lo quería hacer hasta que un médico anciano tomó la iniciativa y de un tirón lo sacó. 

Ante tal evento todos querían mostrarlo, ya que se trataba del diente del rey, pero él dijo que quería llevárselo.

Buby I había oído hablar del ratón Pérez y de los regalos que dejaba a los niños que perdían un diente, así que prontamente se fue a dormir, sin olvidar dejar su dientecito debajo de la almohada. 

Él estaba muy contento porque quería conocer al famoso roedor, así que no quiso dormir. En esa espera empezó a dormitar hasta que apareció el ratoncito, de pronto ambos se encontraron.

Buby I le dijo que lo admiraba y que quería acompañarlo en sus aventuras, y el admirable roedor aceptó el ofrecimiento. 

Primero lo llevó a conocer a su familia, caminaron por calles y huyeron de gatos hasta que llegaron a la casa de un niño pobre.

El Rey se sorprendió al ver que había muchos niños en la ciudad en estas condiciones.

El ratoncito Pérez dejó la moneda debajo de la almohada de este niño, que se encontraba durmiendo junto a su madre. Además, el rey le ofreció algunas cosas que llevaba consigo. 

Esperaron y esperaron, hasta que la madre y su pequeño se levantaron y vieron las monedas. Todos estaban muy felices. 

El ratoncito se encarga de entregar ilusión a los niños sin que ellos se den cuenta. El roedor vuelve a casa feliz y esa es su recompensa. 

Puerta del ratoncito Pérez: nuestro producto estrella en honor a esta historia 

En MBC tenemos un producto que conquista a los más pequeños:

Una puerta artesanal de madera con el famoso ratoncito Pérez. 

historia del ratoncito Pérez

Es un detalle muy original y divertido para esta etapa de los niños. Pérez se convierte en el mejor amigo de los pequeños. 

Incluye un ratón Pérez imantado para pegar dentro de la puerta. 

Además va acompañada de un cubilete donde se escribe el nombre del niño/a y una valla y macetero con adhesivo para pegar en la pared.  

Está disponible en rosa y azul.

Un regalo ideal para regalar a los pequeños y hacer que vivan con ilusión la caída de sus dientes de leche.

El Hada de los dientes

El hada de los dientes es otro personaje de fantasía de la cultura occidental de habla inglesa. Según esta historia, cuando un niño pierde uno de sus dientes de leche, debe depositarlo debajo de la almohada. Luego, el hada de los dientes vendrá y le dará, como recompensa, un regalo. Esta tradición se practica también en numerosos países. 

Para este personaje también tenemos nuestro producto:

historia del ratón Pérez

Esta hadita será la mejor amiga de tu hijo/a, a quién le hará muchas visitas incluso antes de que se le caigan los dientes.

Está disponible en verde y morada y contiene los mismos accesorios que la puerta del ratón Pérez. 

Estos detalles son ideales para que los más pequeños cuiden más de sus dientes y se tomen con diversión la pérdida de sus dientes de leche.